IX JORNADA DE PASTORAL ESCOLAR TRINITARIA

(16/10/17)
IX JORNADA DE PASTORAL ESCOLAR TRINITARIA

“Pastoral, ¿somos todos?”. Pistas para una evangelización escolar significativa, innovadora y en salida. Bajo este título, el pasado sábado 7 de octubre, nos reunimos en Herencia, y posteriormente en Alcázar de san Juan para la comida, un grupo de doscientos profesores, monitores, religiosos y religiosas de la Familia Trinitaria con el objeto de reflexionar y formarnos sobre la pastoral de nuestros centros con Óscar Alonso, responsable del área pastoral de la Fundación Educación Católica, y un gran amigo de esta familia. Precisamente se cumplen nueve años de la primera jornada de pastoral −inaugurada por el propio Óscar−, en la que compartió con nosotros sus experiencias en el ámbito del acompañamiento personal.
Si tuviéramos que valorar la jornada de formación siguiendo criterios de satisfacción y aprovechamiento no dudaríamos en darle un sobresaliente. En primer lugar, porque todos los allí presentes, agentes de pastoral por el simple hecho de ser educadores, sentíamos como algo propio lo relatado por Óscar, ya vivido en nuestras aulas y pasillos. Anécdotas, vivencias, situaciones que nos llevaban a identificarnos con todo aquello que escuchábamos, haciéndonos remover en nosotros sentimientos encontrados de alegría, ansias de superación o, por qué no, decepción. Por otro lado, porque nos hizo ver la necesidad urgente de “plantear la acción pastoral en nuestros centros no como una obligación ni un plus, sino como una propuesta global de sentido”, en palabras de Óscar. Nos recordaba que la misión del educador trinitario es contagiar, proponer, sin olvidar su razón de ser; hacer una escuela de educadores creyentes que sean competentes espiritualmente y que se reconozcan en constante camino.
Todas estas recomendaciones venían al hilo de las propuestas del papa Francisco de “primerear, involucrarse, acompañar, fructificar, festejar”, o como una “Iglesia en salida”, plasmadas en su exhortación apostólica Evangelii gaudium (20-24). El neologismo primerear, acuñado por el papa Francisco, debemos entenderlo desde dos vertientes: Dios nos ha primereado, somos sus elegidos, nos ha creado por Amor (1 Jn 4,10); por otro lado, debemos primerear en el amor y salir a la calle, adelantarnos a las situaciones desde una vocación de servicio.  
Se nos propusieron una serie de objetivos para nuestra acción pastoral, unos quizá ya los hayamos alcanzado; otros, en los que seguramente quedará mucho por hacer. Hacer una pastoral capaz de provocar experiencias de sentido; una pastoral que RE-UNA, posibilitadora de un diálogo fe-cultura-vida; que haga crecer integralmente (en los ámbitos intelectual, espiritual, corporal, social y emocional); que sea y anuncie la BUENA NUEVA; que nos mueva la misericordia; que nos plantee preguntas y lleve a procesos de discernimiento; pero, lo primero…que haga felices.
Pedro Huerta nos anunciaba en la presentación del día que este modelo de jornada de formación sería el último. Teniendo en cuenta que la creación de la fundación integrará a una veintena de centros de la Familia Trinitaria será necesario valorar nuevos formatos y espacios. Esta aventura empezó allá por el año 2009 con unas zapatillas, regalo de Óscar, que nos marcaban un camino para crear un colegio en pastoral; nueve años después seguimos en la brecha y hemos recibido otro pequeño regalo: una cruz de madera tallada, realizada por los últimos de los últimos, una cruz que nos zarandea y nos anima a seguir en la MISIÓN de hacer cada día una pastoral constructora del Reino y transformadora del mundo, en definitiva, a hacer más Trinidad en nuestros centros.
Gracias, Óscar, y gracias a todos los que de algún modo seguís pensando en que todo esto es una “diosidencia”. ¡Feliz curso!

JUAN ENRIQUE REDONDO CANTUESO
Colegio Stma. Trinidad, Córdoba





Equipo de Titularidad, ET . Espacio desarrollado por LCIbérica © LCIbérica.